Los Cuidadores y la Depressión

El pago del tratamiento

Por lo general, los seguros privados y Medicare cubren el costo de algunos tipos de tratamiento mental. Lo mejor será que hable directamente con el profesional de la salud mental para precisar si acepta el pago de su seguro. Las empresas de seguros de salud normalmente incluyen a los profesionales de la salud mental en la misma relación donde aparecen los médicos de atención básica. Los afiliados a Medicare encontrarán una fuente de información útil en el folleto titulado “Medicare and Your Mental Health Benefits”. Consulte la sección “Otras fuentes de información” de este folleto para saber dónde puede obtener un ejemplar.

En la sección de “servicios cubiertos” de las pólizas de seguros se especifica la cobertura de salud mental para los pacientes internados (en hospitales o centros de tratamiento) y ambulatorios (atendidos en los consultorios médicos), cuántas consultas se abonarán y con qué nivel de reembolso. Los cuidadores que tengan un empleo posiblemente dispongan de acceso a algún tipo de programa de asistencia a los empleados, en el que podrán consultar a distintos profesionales (normalmente psicólogos y trabajadores sociales), para sostener entrevistas confidenciales y conversar sobre sus problemas personales o profesionales.

Los cuidadores que carecen de seguro de salud, o que pagan de su propio bolsillo la atención especializada, observarán que las tarifas varían según el profesional; los psiquiatras suelen tener tarifas más elevadas, mientras que los psicólogos y los trabajadores sociales ofrecen sus servicios a precios más moderados. En ciertos casos, los centros de salud mental aplican una tarifa basada en la capacidad de pago de cada persona. En todo caso, averigüe la tarifa antes de iniciar el tratamiento, para evitar malentendidos más adelante.

Estrategias de autoayuda

Los trastornos depresivos pueden provocar que uno se sienta agotado, inerme y sin esperanzas. Dichos pensamientos y sentimientos negativos hacen que algunas personas se sientan a punto de abandonar la batalla. Es importante comprender que esos puntos de vista negativos son parte de la depresión y que posiblemente no reflejen fielmente la situación. El Instituto Nacional de Salud Mental sugiere las siguientes recomendaciones para enfrentar la depresión:

  • Fíjese objetivos realistas tomando en cuenta la depresión y sólo asuma un grado razonable de responsabilidad.
  • Desglose las tareas grandes en eslabones más pequeños, fíjese algunas prioridades y haga lo que pueda en la medida en que pueda.
  • Trate de conversar con otras personas y de confiar en alguien; por lo general eso es mejor que estar solo y ocultar lo que uno siente.
  • Participe en actividades que le hagan sentir mejor, como el ejercicio físico ligero, ir al cine o a un espectáculo deportivo, o asistir a encuentros comunitarios de carácter religioso o social.
  • Tenga en cuenta que su estado de ánimo mejorará gradualmente, no de inmediato. La mejoría toma tiempo.
  • Es recomendable que posponga las decisiones importantes hasta que se haya disipado la depresión. Antes de tomar una decisión importante —cambiar de empleo, casarse o divorciarse—converse sobre ello con otras personas que le conozcan bien y que tengan una visión más objetiva de su situación.
  • Pocas veces desaparece súbitamente la depresión por un acto de voluntad. Pero sí es posible sentirse un poco mejor cada día que pasa.
  • Recuerde: las ideas positivas ocuparán el lugar de los sentimientos negativos que forman parte de la depresión. El pensamiento negativo irá cediendo en la medida en que la depresión responda al tratamiento.
  • Permita que sus familiares y amistades le ayuden.

Si obtiene la ayuda directa de otras personas para atender a su ser querido, con el fin de que usted disfrute de un tiempo de descanso, si recibe el apoyo positivo de los demás, si se imbuye de ideas positivas y participa en actividades recreativas, todo ello contribuirá a aliviar la depresión. Asista a las clases y los grupos de apoyo disponibles a través de las organizaciones de apoyo a los cuidadores, pues en ellos aprenderá o practicará estrategias eficaces para la solución de problemas y para enfrentarse a las dificultades inherentes al cuidado del paciente. En aras de su propia salud y de la salud de quienes le rodean, tómese algún tiempo para cuidarse a sí mismo.

Dónde encontrar listas de verificación en Internet para determinar si sufre de un estado depresivo

Sitio web del Asociación Nacional de Salud Mental

Sitio web del Día Nacional de Evaluación de la Depresión (National Depression Screening Day)

Cómo encontrar un profesional de la salud en su localidad

Médico psiquiatra: Los psiquiatras son médicos que se especializan en el diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades mentales, entre ellas las toxicomanías.

  • Asociación Psiquiátrica Estadounidense
    (American Psychiatric Association)

    www.psych.org
    Ofrece información gratuita sobre la depresión y le dará los datos de los psiquiatras que ejercen en su zona geográfica.

Doctor en psicología: Cuentan con licencia para ejercer la psicoterapia y tienen formación especial para aplicar pruebas psicológicas. Aunque se les denomina “doctores”, los psicólogos no pueden prescribir medicamentos.

  • Asociación Psicológica Estadounidense
    (American Psychological Association)

    www.apa.org
    (800) 964-2000
    Visite el sitio web de la APA para obtener más información sobre la depresión, o llame al número telefónico gratuito para que le den los datos de algún psicólogo de su localidad.

Trabajador social clínico graduado (L.C.S.W.): Cuenta con formación especializada en el comportamiento humano, la vida familiar, psicología y solución de problemas. Dispone de una maestría universitaria en Trabajo Social (M.S.W.), con dos años de trabajo supervisado de posgrado en el tratamiento clínico.

  • Asociación Nacional de Trabajadores Sociales (National Association of Social Workers)
    www.naswdc.org
    (800) 638-8799
    Ofrece información gratuita sobre la depresión y le dará los datos de los trabajadores sociales de su localidad.Nota: Es posible que en su estado o condado haya otros profesionales autorizados para ejercer la psicoterapia. Consulte con el departamento o el hospital de salud mental de su comunidad para obtener más información.

Pages: 1 2 3 4